Ferrari 356 GTB/4 "Daytona"




Hoy quiero dejaros, una articulo que hace referencia a uno de los grandes Ferrari de la historia, el Ferrari 365 GTB/4 mas conocido con el sobrenombre de Daytona. La primera generación de las fabulosas berlinettas equipadas con un motor V12 de Ferrari llego a su fin en 1973 con la desaparición del memorable Daytona, capaz de alcanzar 280 Km/h. Cuando se presento en el Salón del Automóvil de París de 1969, este modelo, entonces se conocía como Ferrari 365 GTB/4, se anuncio como el turismo más rápido de la historia de Ferrari. 

Es interesante señalar que el nombre del Daytona, no era oficial, aunque el automóvil fue bautizado así por la prensa tras la victoria de Ferrari en la carrera de las 24 horas de Daytona, celebrada en 1967. Los trazos salieron del genial diseñador italiano, Pininfarina había fabricado una magnifica y singular carrocería coupe en la que los faros delanteros, por cuestiones aerodinámicas, estaban situados tras una cubierta de plástico claro en el frontal. Sin embargo, posteriormente se descubrió que no cumplía la normativa del mercado americano, de modo que se añadieron unos faros retráctiles en lugar de los originales.

La linea original del Ferrari 356 GTB/4 antes de cambiar sus faros


El largo capo ocultaba un motor V12 de aleación de cuatro arboles de levas y 4,4 litros, aunque seguía el diseño de los motores anteriores de Ferrari, era básicamente nuevo en su ejecución. El motor, con lubricación por cárter seco, incluían seis carburadores Weber y desarrollando unos 352 CV de potencia. La caja de cambios ZF de cinco velocidades estaba montada en el eje trasero.
Disponía del habitual chasis con suspensiones independientes y frenos de disco, pero era un coche pesado y con unas amplias distancias entre ejes que marcaba en la báscula unos respetables 1.633 Kg.

El impresionante motor V12 de Ferrari


Aunque Pininfarina se ocupo del diseño de la carrocería y la construcción del prototipo, las carrocerías del coche de serie, que aparecieron un año después del debut de Paris, fueron fabricadas por Scaglietti en Módena. Tanto las prestaciones como el comportamiento de este automóvil estaban a la altura de las exigencias habituales de Maranello. Y aunque la potencia de los frenos era suficiente para uso en carretera, mostraba sus limitaciones en las versiones de competición, eran capaces de alcanzar velocidades cercanas a los 321 Km/h. Los Daytona participaron en el circuito de Le Mans en 1971 y 1972, donde obtuvieron un meritorio quinto puesto en ambas ocasiones, en 1972 también ocuparon los puestos sexto y noveno.

En el Salón del Automóvil de Fráncfort de 1969 se presento una versión descapotable o mejor dicho Spider del modelo, denominado Ferrari 365 GTS/4. Aunque las berlinettas inevitablemente predominaban, se fabricaron 150 unidades del Ferrari 365 GTS/4 Cuando el Daytona dejo de fabricarse en 1973, se habían producido 1.350 unidades. Fue sustituido por el Ferrari 365 GT4 BB, equipado con motor central, el legendario motor Bóxer. Pero si el público creía que había visto el último Ferrari con el motor delantero, se equivocaba, mas tarde se volvería a esa configuración mecánica. Las ventas del Ferrari, se verían eclipsadas por el fantástico Lamborghini Miura, que tenia una concepción técnica mas deportiva con el motor central.



El espectacular Ferrari 356 GTS/4


Aunque el Daytona había demostrado su valía en Le Mans, también se promociono en América, algo lógico debido al nombre extraoficial del modelo. En realidad, Ferrari parecía reacio a prestar su apoyo a los particulares que querían participar en competición con él, ya que era básicamente un turismo. Sin embargo, tuvo que transigir hasta cierto punto ya que, a finales de agosto de 1971, se habían fabricado 500 unidades como mínimo. Esto significaba que el Daytona podía participar en las carreras del Grupo 4 en la serie Special Grand Tourer. En ese momento, los importadores de Ferrari en Gran Bretaña, Francia Bélgica, y Suiza presionaron a Maranello para que produjera una versión de competición. Sin embargo, el principal interesado en hacer participar al modelo en las carreras fue el importador americano Luigi Chinetti, que en 1972 fue nombrado representante de la costa este de la compañía.

La trasera de la carrocería diseñada por Pininfarina

Lo cierto era que los Daytona diseñaron en América estuvieron disponibles mucho después de que se hubieran comercializado los automóviles con especificación europea. Las ventas se iniciaron modestamente en 1971, pero solo cobraron cierto impulso a  partir del año siguiente. A diferencia de los Daytona europeos, que estaban equipados con aire acondicionado de manera opcional, esta opción era de serie en todos los automóviles que se vendieron en Estados Unidos.
Con estas prestaciones, en 1971 la fábrica empezó a apoyar, aunque a disgusto, la participación de estos automóviles en competición. El apoyo no venía del taller de carreras de Ferrari, sino de las instalaciones independientes para clientes que la compañía poseía en Módena y el "Daytona de competición" no se hizo realidad hasta 1972.

El equipo norteamericano de carreras NART, de Chinetti ya había participado en las 24 Horas de Daytona e en las 12 Horas de Sebring de 1970, aunque sin éxito. Sin embargo, su implicación en el trabajo a partir de 1971 hizo que obtuvieran el puesto número 12 en Sebring. Con Chinetti copiloto un Daytona y alcanzaría la octava posición en el circuito en 1972.

La versión de competición del 365 GTB/4

Se preparación cinco coches especiales para la temporada 1973 con motores con 450 CV, y frenos y suspensión reforzadas. Chinetti obtuvo un segundo puesto y el primero en su categoría en Daytona en 1973, paradójicamente con un automóvil mejorado pero no de competición de NART, otra versión del modelo acabó en quinto puesto y en segundo en su categoría. Además venció en su categoria en Le Mans y obtuvo un sexto puesto en la general. Sin embargo, con la llegada en 1973 del Bóxer equipado con un motor central, los talleres dejaron de prestar atención a los automóviles que tenían el motor en la parte delantera, como era el caso del Daytona. Aun así, hubo aficionados que continuaron promocionando los Daytona en las pistas de carreras.



Hoy en día, este automóvil es un  clásico muy buscado sobre todo las versiones Spider o las que han tenido cierto pedigrí deportivo, alcanzando cifras realmente astronómicas, aunque siempre hay que tener en cuenta que se trata de un autentico Ferrari.


- Un Cordial Saludo
     ID2007

No hay comentarios: