Lamborghini II (1970-1990)





Hoy quiero dejaros la segunda parte de la Historia de Lamborghini en la que hablaremos del periodo que se desarrolla entre 1970 y 1990 y que comienza la crisis financiera mundial de los 70. Las empresas de Ferruccio Lamborghini comenzaron a tener dificultades financieras. En 1971, la compañía de tractores Lamborghini, que exportaba alrededor de la mitad de su producción, por lo que debido a la crisis se vio en serias dificultades cuando el importador en Sudáfrica, canceló todos sus pedidos o tras el exitoso golpe de Estado, el nuevo gobierno militar de Bolivia cancelo un gran pedido de tractores que estaba parcialmente listos para ser enviados desde Génova. Por lo tanto los empleados de Lamborghini Trattori, como los de Lamborghini Automobili, estaban en serios problemas a pesar de que estaban sindicalizados y por lo tanto no podían ser despedidos. 

Estos problemas, llevarían a que en 1972, Ferruccio Lamborghini vendiese Lamborghini Trattori a SAME “Società Accomandita Motori Endotermici” otro constructor de tractores italiano. A pesar de esta decisión, Lamborghini Automobili se encontraba en  serios problemas financieros. Esto provocaba que el desarrollo de los nuevos modelos se ralentizo considerablemente, la versión de producción del LP500 se perdió el Salón de Ginebra de 1972, y sólo tan solo la versión P400 GTS del Lamborghini Jarama fue presentado en el salón. Debido a la necesidad de reducción de costes, Paulo Stanzani se ve obligado a reservar el nuevo motor 4 litros para el LP500 de producción.


Ferruccio Lamborghini empezó a tantear posibles compradores para Lamborghini Automobili entonces entró en negociaciones con Georges Henri Rossetti, un hombre de negocios de Suiza y amigo de Ferruccio, el cual era además el propietario de un Islero y un Espada. Ferruccio vendido a Georges Henri Rossetti el 51% de la compañía por 600.000 $, con lo que renuncio al control del fabricante de automóviles que había fundado. Continuó trabajando en la fábrica de Sant'Agata, puesto que Rossetti casi no participaba en los asuntos Lamborghini Automobili.

La crisis del petróleo de 1973 mermo de una manera considerable las ventas de todos los fabricantes de automóviles deportivos en todo el mundo, debido en gran parte al aumento del precio del petróleo, además de unas nuevas legislaciones más restrictivas a nivel de emisiones. Lo que provocaría que los consumidores buscasen automóviles más pequeños y prácticos, que resultaban mucho más económicos de mantener. Las ventas de Lamborghini, también se vieron profundamente afectadas, puesto que sus propulsores de gran cilindrada, resultaban escasamente eficientes energéticamente por ejemplo el V12 Lamborghini, consumía 24 y 40 litros cada 100 kilometros por lo que sufrieron mucho para poder pasar los nuevos controles de emisiones. En 1974, Ferruccio Lamborghini se desvincula totalmente cuando vendió la participación que todavía poseía de la compañía a René Leimer, un amigo de Rossetti. Tras esto, se retiró a una finca a orillas del Lago Trasimeno, en la Frazione de Panicarola en Castiglione del Lago, una ciudad en la provincia de Perugia en la región central de Umbría en Italia, donde residiría hasta sus últimos días.

En 1974, el LP500 entró finalmente en la producción con el nombre de Lamborghini Countach, alimentado por una versión más pequeña del V12, de solo 4,0 litros. Los primeros ejemplares fueron entregados en 1974. El Lamborghini Urraco P300 fue sustituido por el efímero Lamborghini Silhouette en 1976. Este “nuevo” deportivo basado en su antecesor pero con una nueva carrocería diseñada por Bertone, se  caracterizado por su techo targa y su potente motor V8 de 3 litros. Debido a su mala calidad de construcción, su baja fiabilidad y su diseño poco ergonómico. Todo parecía estar en su contra, a lo que hay que añadir el hecho de que no se podía importar a los EE.UU. de manera oficial. Lo que provoco que tan sólo 54 coches fueran producidos. El problema de la importación, también afectaría al Lamborghini Countach el cual tampoco podría ser importado oficialmente hasta el lanzamiento de la versión LP500, en 1982.


Al pasar los años, la situación de Lamborghini se hizo aún más grave, la empresa entró en quiebra en 1978, los tribunales italianos tomaron el control. Primero se nombró al Dr. Alessandro Arteses para ejecutar operaciones de la empresa, pero años más tarde, Raymond Noima y Hahne Hubert, quien era importador alemán de Lamborghini, fueron nombrados para hacerse cargo de la dirección de la empresa. En 1980, los hermanos Mimran (Jean-Claude y Patrick), los empresarios con una gran pasión por los coches deportivos, fueron designados para administrar la empresa durante su administración judicial.

Durante la administración, el fabricante de automóviles reelaboró el Lamborghini Silhouette en el Lamborghini Jalpa, que era impulsado por un V8 de 3,5 litros que había sido modificado por el genial Giulio Alfieri, ex ingeniero de Maserati. Más éxitoso que el Lamborghini Silhouette, el Lamborghini Jalpa llegó a acercarse más cerca a la meta de ser una versión más asequible y habitable del Countach. Mientras el Lamborghini Countach también fue actualizado, con el lanzamiento del modelo LP500 en el año 1982, lo que le permite ser vendido en los EE.UU. En 1984, la compañía paso oficialmente a manos de los hermanos Mimrans. Ellos comenzaron un programa de reestructuración global, con una inyección de grandes cantidades de capital en el tambaleante fabricante de automóviles. Las instalaciones de Sant'Agata fueron rehabilitadas y se comenzó una campaña de contratación en todo el mundo  para encontrar nuevos talentos en la ingeniería y el diseño.

Los resultados inmediatos de la inversión eran buenos. El Nuevo Lamborghini Countach "Quattrovolve", con esta actualización el todopoderoso V12 producía unos increíbles 455 CV, fue lanzado en 1984. El torpe proyecto Cheetah se convirtió para 1986, en el Lamborghini LM002 un increíble SUV (Sport Utility Vehicle). Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de los Hermanos Mimrans, las inversiones fueron insuficientes para reactivar la economía de la empresa. Entonces se busco, un gran socio financiero estable, los hermanos se reunieron con representantes de uno de los '"Tres Grandes" de Detroit, la Chrysler Corporation.

 

En abril de 1987, en una adquisición encabezada por el presidente de Chrysler Lee Iacocca, la empresa estadounidense tomó el control del fabricante italiano, después de pagar a 33.000.000$ a los hermanos Mimrans. De acuerdo con Jolliffe, los hermanos Mimran fueron los únicos propietarios de Lamborghini que se le pagaron, después de haber vendido por mucho más que pagó por él seis años antes.

Iacocca, quien previamente había orquestado un milagroso cambio en Chrysler, después de que la compañía casi cayera en la bancarrota, llevó a cabo la decisión de la compra de Lamborghini sin problemas de la junta directiva. Mucha gente de Chrysler fueron nombrados para la junta de Lamborghini, pero muchos de los miembros clave de la empresa permaneció en sus puestos, incluyendo a Marmiroli, Alfieri, Venturelli y Ceccarani. Ubaldo Sgarzi continuó en su papel como jefe del departamento de ventas. Para empezar su programa de reactivación, Lamborghini recibió una inyección de capital por una suma de 50.000.000 $. La nueva dueña de Lamborghini estaba interesada en entrar en el mercado de deportivos Premium y se propuso un objetivo de ventas, que se cifró en unos 5.000 coches al año, todo el mundo. Chrysler tenía planeado producir un coche para competir con el Ferrari 328 de 1991 y también quería a los italianos para producir un motor que pudiera ser utilizado en un automóvil de Chrysler para el mercado americano.

La decisión de tomar parte en las competiciones de motor se tomo por fin, para esto se creó la el esfuerzo sería conocido como Lamborghini Engineering SpA, y su labor seria el desarrollo de motores para equipos de Formula 1. La nueva división se estableció en Módena, y le asignó un presupuesto inicial de 5.000.000 $. Con Danielle Audetto como el director, Emile Novaro como presidente, al proyecto se incorporo el ingeniero Mauro Forghieri, un hombre con una gran reputación en el mundo de los deportes de motor, que había labrado su reputación en la Fórmula 1 en el equipo Ferrari. Entonces Forghiere se puso a diseñar un motor V12 de 3.5 litros de cilindrada, con un diseño totalmente nuevo, sin ninguna relación con el motor V12 de los coches de calle producidos en Sant'Agata.


En ese momento, Lamborghini estaba trabajando en un sucesor del Lamborghini Countach, el Lamborghini Diablo. El diseño original del coche habían sido creado por Marcello Gandini, el veterano diseñador que también había creado la apariencia exterior del Miura y Countach mientras trabajaba para el carrocero Bertone. Sin embargo, los ejecutivos de Chrysler, impresionado con el trabajo de Gandini,



Aun asi Crhysler encargaron a su propio equipo de diseño un amplio rediseño para modificar y suavizar las aristas del diseño original de Gandini, el famoso diseñador italiano se quedó impresionado con el resultado final. Se intento tener listo el Lamborghini Diablo para septiembre de 1988, cuando Lamborghini celebraba su 25 aniversario, pero una vez quedó claro que no se podría cumplir dicho objetivo, una última versión del Countach que fue trasladada de urgencia a la producción en su lugar. El Lamborghini Countach 25 Aniversario fue más tarde reconocido como la versión mejor construida del modelo.


A finales de 1987, Emile Novaro había regresado de una larga recuperación a y utilizó toda su autoridad para detener las crecientes injerencias de Chrysler en el desarrollo del Diablo. Para gran disgusto de los amantes de la marca, Chrysler exhibió concepto de coche con cuatro puertas en el Salón del Automóvil de Frankfurt, bautizado como el 'Chrysler impulsado por Lamborghini”. El Portofino fue mal recibido por la prensa especializada y los empleados de Lamborghini por igual, pero se convirtió en la inspiración para el Dodge Intrepid sedán.
En abril de 1988, El concepto Génesis diseñado por Bertone,  impulsado por el potente V12 Quattrovalvole, la nueva criatura de la marca Lamborghini se asemeja a un vehículo monovolumen y se estrenó en el Salón del Automóvil de Turín. El coche totalmente inusual, destinado a evaluar las reacciones del público, pero fue abandonado debido a un desajuste en ambas gamas, tanto en la de Lamborghini como en la de Chrysler. El Lamborghini Génesis había sido estudiado junto con el nuevo "baby" Lambo que reemplazaría al Jalpa, ocupando el hueco vacío por debajo del Diablo en la gama de Lamborghini. Al proyecto se había asignado un presupuesto de 25.000.000 $, con la perspectiva de poder vender más de 2.000 vehículos al año en todo el mundo.


Con esto termina la segunda parte de la Historia de Lamborghini, espero terminar pronto la tercera parte que abarca desde 1990 hasta la actualidad.




- Un Cordial Saludo
    Motor Historia

2 comentarios:

  1. Muy bueno! exelente aporte! saludos de Uruguay

    ResponderEliminar
  2. Muy lindo... Ya quiero leer la tercera parte. Un saludo

    ResponderEliminar